Cómo proteger tu piel del frío

Con el frío en invierno nos preocupamos de ponernos bufandas, gorros y abrigos… pero también debes saber cómo proteger tu piel del frío.

 

Algunas recomendaciones:

1.- Hidratación máxima


Muchas personas creen que la piel hay que hidratarla especialmente en verano porque está más seca, pero una piel hidratada nos protegerá también del frío y las agresiones externas.

 

Si en invierno, hidratas tu cara y tu cuerpo, evitarás que el frío haga estragos en tu piel. Además las calefacciones excesivas y los cambios de temperatura pueden castigar a tu piel, y teniéndola hidratada minimizarás sus daños.

2.- Cuidados y protege tus labios

Los labios tienen una capa córnea muy débil lo que los hace mucho más sensibles al frío y otras agresiones externas. Debes utilizar una barra de labios, para proteger e hidratarlos. Además si tu barra de labios lleva protección solar, será mucho mejor ya que también te protegerá de los rays solares..

3.- Utiliza protección solar

¿Piensas que la protección solar sólo se utiliza en verano? Pues no, durante todo el año los rayos solares nos pueden afectar a nuestra piel, además una piel más protegida, dejará pasar menos el frío a nuestra epidermis.

Una manera de no olvidarte de ponerte protección solar cada día es utilizando un maquillaje o una crema de día con factor de protección.

Adquiriendo esta costumbre siempre irás protegida, incluso si olvidas aplicar la crema protectora, además evitarás la aparición de manchas y el envejecimiento prematuro de la piel.

4.- Cuidate las manos 

El uso de guantes, el frío y el contacto con el agua, el viento o la nieve pueden irritar tu piel. Hay que utilizar una crema de manos y volverla a aplicar tantas veces como sea necesaria, después de un tiempo de exposición y, por supuesto, tras cada lavado.

5.- Agua tibia.

Con este frío siempre apetece una ducha calentita ¿verdad? Pues malas noticias, es mejor que te duches con agua templada o fría, ya que el agua caliente puede causar estragos y deshidratación en tu piel y en tu pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *